Estudio / Angel Borrego Cubero

OSS es un estudio de arte y arquitectura con sede en Madrid, fundado en 1999 por Angel Borrego Cubero y que dispone de una red de colaboradores internacionales de diversas disciplinas a los que les une el interés por el espacio urbano contemporáneo y sus implicaciones económicas, sociales y culturales. Por su trabajo arquitectónico OSS consigue el reconocimiento público tras ganar el Primer Premio en el Concurso Internacional del Ideas para el diseño del edificio del Registro Civil en el Campus de la Justicia de Madrid (2007).

CA Magazine

Cine y Arquitectura | Número 6 | Enero-Febrero 2016| Perspectivas | Contraplano

Soy Ángel Borrego Cubero, arquitecto por educación, nacido en Llerena, provincia de Badajoz. Me podéis encontrar en Madrid, dando clase en la ETSAM y trabajando en Office for Strategic Space (www.o-s-s.org).

-¿Recuerdas la primera vez que fuiste al cine? ¿Dónde fue? ¿Qué película?

– Recuerdo vagamente un cine portátil en la plaza de uno de esos pueblos blancos y nuevos que se llamaban “de colonización”. La primera película que recuerdo, sin embargo, es una producción europea bastante rara que se llamó en España algo así como Kárate en Ceilán. Había un rubio grande que le daba un puñetazo a un cubo de metal en un chiringuito en mitad de la jungla, y le dejaba la marca de su puño. Fue en el cine Benares de Alcorcón, creo que ya inexistente.

-¿Y el primer edificio del que has sido consciente arquitectónicamente?

-En clase de física de 2º de BUP el profesor nos llevó a un laboratorio de metalurgia, donde vimos máquinas muy grandes. Con una de ellas hicieron un ensayo de tracción de una probeta de acero. Antes pasaron la probeta de mano en mano. Se parecía a una mancuerna de gimnasio, donde en lugar de los pesos a cada lado de la barra había unas roscas que, por el peso del acero, hacían daño en nuestras manos. En fin, que era una barra de acero. Una vez colocada, la prensa empezó a hacer ruido, como de martillazos fuertes. Los vídeos que hay en youtube de algo parecido no le hacen justicia a la experiencia de ese momento: algo muy físico, casi daba miedo. Ese pequeño temor se transformó en incredulidad cuando vimos a ‘nuestra’ barra de acero estirarse, y mucho. ¡Parecía chicle! De pronto rompió con un gran estruendo, susto final, el ruido atravesó la barriga, el corazón, los pulmones. En fin, uno de esos momentos memorables. Sin embargo, siempre recordé que me impresionó más el edificio, que tenía cosas muy sorprendentes. No se podía decir que fuese bonito, pero tenía algo de misterioso y algo muy agradable. Y he de decir que yo, en aquel momento, odiaba la arquitectura. Odiaba el dibujo técnico. Odiaba las batas blancas y las mesasblancas de un documental que habían puesto un día en la televisión, a pesar de que incluía un ‘stop-motion’ de cómo se levantaba un edificio completo. Muchos años más tarde, como a mitad de mis estudios de arquitectura, me di cuenta de que el edificio que me había impresionado tanto era el CENIM de Alejandro de la Sota. Quizá mi experiencia con el ensayo de tracción me predispuso a un estado impresionable y por una banalidad así acabé trabajando con Sota durante un año. Pero no lo creo. Era así de bueno. Y es curioso que ambas primeras experiencias, la primera película, el primer edificio, tengan que ver con la fuerza necesaria para romper o deformar metal… ¡Y es la primera vez que me doy cuenta!

Después de ganar un concurso de arquitectura internacional muy importante, al cabo de un proceso que se asemejó a una película de suspenso, Ángel Borrego Cubero decide hacer un documental sobre concursos, una práctica recurrente en el mundo de la arquitectura. Durante cuatro años, se dedicó a encontrar, documentar y editar en formato de película el trabajo intenso que se desarrolla durante un concurso de arquitectura. “The Competition” es la primera película que documenta los acontecimientos marcados por la tensión que caracterizan los concursos de arquitectura.

-¿Cuál ha sido la última película que te ha conmovido?

-The Overnighters

-¿A quién darías un premio absoluto de arquitectura en toda la historia del cine?

-Imagino que a Kubrik

-Un color…

-¿Es una convención o transmite información de forma universal? ¿en qué porcentaje uno de otro?

-¿En qué película te habría gustado participar como director de arte diseñando los espacios?

-En 2001. Pero hubiese requerido de mayor talento del que dispongo. Neuromante sería muy bonito de hacer. Tiene una de las mejores primeras líneas de siempre en cuanto a descripción espacial. En general, las novelas de ciencia ficción (y por supuesto las películas) nos dan mucho juego a los arquitectos. Es lo más parecido a lo que hacemos: imaginar modos de habitar en el futuro, ya sea más cercano o más lejano. ¡Vaya! Acabo de buscar en imdb por ver si existía ya una película sobre la novela de William Gibson y veo que estáen desarrollo… pero no me han llamado para que les ayude…

-¿Qué director te gustaría que filmara tus trabajos?

-No sé, muchos.

-¿Ordenador o lápiz?

-¿Para qué? Fui uno de los primeros alumnos en trabajar y entregar su PFC con ordenador, allá por los años 1992-93. Pero en general diría que lápiz. El ordenador, tal y como lo usamos en este momento, es más una distracción o una carga en la que domina el instrumento sobre el resultado o las necesidades del usuario. Desafortunadamente.

-¿Cuál es tu documental de arquitectura preferido?

-¿He dicho ya que el primero que vi me hizo odiar la arquitectura aún más? Es broma, la verdad es que desde hace ya un tiempo hay muchos muy buenos y estoy seguro que si los hubiese visto en lugar de aquel tendría un recuerdo maravilloso… Es sorprendente, de hecho, que un nicho de actividad aparentemente tan pequeño disponga de tanto talento.

-Cita el skyline de una ciudad que te emocione especialmente.

-Muchas, pero, por ejemplo, Oporto, New Babylon, la “formación urbana sobre Viena” de Hans Hollein de 1960, Roma, Newark, Salobreña, Benidorm… Y luego, casi todas las ciudades de películas de ciencia ficción son sublimaciones de nuestros miedos, deseos y ansiedades: están hechas para emocionar de algún modo.

-Un trazo.

-El profesor Justo Isasi tiene muy buenas charlas sobre trazos. Muy recomendables. Las estamos grabando ahora y las haremos accesibles pronto.

-¿Qué otro arquitecto, aparte de ti mismo, te hubiera gustado ser?

-Muchos. Quizá demasiados.

-Y si te hubieras dedicado al cine, ¿qué director habrías querido ser?

-Por soñar y puesto que estos ya han sido, una mezcla entre Kubrick, Tarantino y Raymond Depardon.

-¿Tiempo o espacio?

-Envidio el tiempo.