Sergio Baragaño

Arquitecto y amante del cine – Director y Fundador de [baragaño]

Cine y Arquitectura | Número 6 | Noviembre-Diciembre 2015| OPINIÓN

La Edad de Oro de Buñuel se proyectó en 1930 en Le Cinema du Panthéon de París, cuyo dueño era productor de Resnais y Truffaut. Entre el público, Le Corbusier y Picasso. Unos días después grupos de extrema derecha atacaron el cine, rasgaron los lienzos y rompieron las butacas. [La Edad de Oro]. Tras una noche de disturbios en un barrio marginal de las afueras de París, tres amigos adolescentes, un judío, un inmigrante árabe y un boxeador amateur negro, deambulan por una ciudad donde la violencia y los conflictos son las constantes en las vidas de estos jóvenes. [El Odio] Blanco, es una historia sobre la negación de la igualdad. La historia de un inmigrante polaco en París, que no logra retener el sueño de la Europa occidental [su mujer francesa] y debe volver a su país de origen, donde buscar su objetivo de abrazar la cuestionable igualdad occidental.

[Blanco] Decía Nietzsche , que un hombre no tiene lugar en Europa, salvo en París. El cine y la arquitectura siempre han estado cerca de la vanguardia y de la actualidad, el ojo del huracán se sitúa estos últimos días a orillas del Sena. Tiempos nuevos, tiempos salvajes y espacios que darían para un guión de culto, propio del Tarantino más violento [¿sabes cómo llaman al cuarto de libra con queso en París?]. Regreso al pasado. Brutal golpe en el corazón del ocio y la cultura de una ciudad escenario, protagonista a lo largo de la historia del Cine y de la Arquitectura.

Fotografía de Hiroshi Sugimoto perteneciente a su serie Teatro.

París acogió el primer pase de una película en 1985, obra de los hermanos Lumiere, cinco años antes de la Exposición Universal en la capital francesa, que fue el inicio de la arquitectura espectáculo y dio lugar a iconos como La Torre Eiffel o la estupenda estructura verdosa del Grand Palais. Arquitectura y cine siempre de la mano.

La ciudad de los tres colores, Azul, Blanco y Rojo. La trilogía de Krzysztof Kieślowski, fantásticas localizaciones para las maravillosas Juliette Binoche e Irene Jakob.

Arquitecturas sensoriales en la ciudad del amor. Igualdad, libertad y fraternidad.

París, son Jean Seberg y Jean-Paul Belmondo en Al Final de la Escapada paseando por un Bulevar del Plan Haussmann. Es el Odio de Kassovitz entre viviendas brutalistas renovadas por Lacaton y Vassal, Jean Kelly en Un Americano en París, iluminando la Plaza de la Ópera de Charles Garnier. Es Jacques Tati y sus Playtime o Mon Oncle, irónica y divertida crítica a la arquitectura moderna, con una inolvidable dirección de fotografía y el París de finales de los 60 como telón de fondo. Es Amelie Poulain entre Gare du Nord y Gare de L´Est, arquitecturas de hierro, escenarios de encuentros y desencuentros. Son los personajes de Midnight in Paris dirigidos por un confeso amante de la Ciudad de la Luz, el señor Woody Allen. París y el Instituto del Mundo Islámico del cinematográfico arquitecto francés, Jean Nouvel, amigo íntimo y protagonista del corto del gran Bigas Luna “Gaudir Nouvelle”.

París, es una banda sonora a cargo de la arquitectónica música de Dominique A y Yann Tiersen, cantando a dúo Immortels, con los gemidos de Jane Birkin y Serge Gainsgbourg de fondo, Je T´aime [Paris]. Perfecta sintonía para una ciudad fuente inagotable de edificios y películas. Rendez-nous la lumière !

La actualidad es un Cine-Teatro que salta por los aires y se convierte en una arquitectura ausente, como de otro modo ocurrió con el Cine Universum en Berlín de Mendelsohn, el Cineac en Amsterdam de Duiker o el Proyecto de Cine jamás construido por Alvar Aalto, como los fantásticos cines racionalistas de nuestras ciudades que hacemos saltar por los aires, convirtiéndolos, en el mejor de los casos, en terribles espacios, desplazando el cine a arquitecturas nefastas en los anodinos centros comerciales de la periferia urbana.

Tiempos inciertos y convulsos para refugiarse en la arquitectura de los cines y en los cines de la arquitectura. Espacios de juventud, olores y besos robados entre subtítulos y moquetas. Pasear para ir al cine, apagar la luz y olvidarse por un instante disfrutando de las imágenes y el sonido. Desconectar y desenchufarse de la realidad 90 minutos, de las teclas y los 140 caracteres.

Escuchar el silencio, sentir el celuloide. La cultura como arma de “construcción” masiva.

Recuperar La Nouvelle Vague [Nueva Ola] de Truffaut, Godard, Rohmer, Chabrol y Melville, en los años 50 y L’Esprit Nouveau [El Espíritu Nuevo] de Le Corbusier en los años 20, cuyo eslogan era, “Hay un espíritu nuevo; es un espíritu de construcción y de síntesis guiado por una concepción clara”.

Tras estos últimos años de arquitecturas y cines ausentes, la aparición de CA, una nueva publicación en papel sobre cine y arquitectura, es un halo de esperanza, un acto romántico que agradecer y sin duda el comienzo de una gran amistad.

Siempre nos quedará París.

 * NOUVELLE VAGUE

La Edad de Oro de Buñuel se proyectó en 1930 en Le Cinéma du Panthéon de París, cuyo dueño era productor de Resnais y Truffaut. Entre el público, Le Corbusier y Picasso. Unos días después grupos de extrema derecha atacaron el cine, rasgaron los lienzos y rompieron las butacas. [La Edad de Oro]. Tras una noche de disturbios en un barrio marginal de las afueras de París, tres amigos adolescentes, un judío, un inmigrante árabe y un boxeador amateur negro, deambulan por una ciudad donde la violencia y los conflictos son las constantes en las vidas de estos jóvenes. [El Odio] Blanco, es una historia sobre la negación de la igualdad. La historia de un inmigrante polaco en París, que no logra retener el sueño de la Europa occidental [su mujer francesa] y debe volver a su país de origen, donde buscar su objetivo de abrazar la cuestionable igualdad occidental.

ARQUITECTURA [ Del lat. Architectura ] Arte de proyectar y construir edificios.

CINE [ Acort. de cinematógrafo ] Local o sala donde como espectáculo se exhiben las películas cinematográficas. Técnica, arte e industria de la cinematografía