CA Magazine

Cine y Arquitectura | Número 7 | Septiembre 2016| Reportaje

Tras tres ediciones en Asturias, el Festival Internacional de Cine y Arquitectura estrenó este verano nueva sede y nuevo rumbo, trasladándose a la ciudad de Santander e incorporando a su temática el campo de las nuevas tecnologías. Entre los días 28 de junio y 2 de julio la capital cántabra se convirtió también en capital del cine y la arquitectura, de los directores de arte y de las nuevas experiencias audiovisuales vinculadas a la tecnología. En total, más de 6.500 personas disfrutaron de forma directa de alguna de las actividades programadas, y entre los protagonistas de esta edición destacaron los premios de honor de este año, el director Carlos Saura y el arquitecto Emilio Tuñón, el presidente del jurado, Fernando Colomo, o el director de arte norteamericano John Bell, responsable, entre otros trabajos, de Jurassic Park o de buena parte del mundo de Regreso al Futuro II.

FICARQ sumó más de sesenta actividades, que se repartieron por las distintas sedes en las que se alojaba el Festival: el edificio CASYC de la Fundación Caja Cantabria, la Filmoteca de Santander, el espacio Ricardo Lorenzo del Colegio de Arquitectos de Cantabria (COACAN), los cines Groucho y Los Ángeles, la Fundación Botín, el Paraninfo de la Magdalena, así como el Enclave Pronillo y la playa del Sardinero.

 

CINE Y DIRECCIÓN DE ARTE

En el apartado de Dirección de Arte y Diseño de Producción, como se ha dicho, fue especialmente relevante por la presencia de John Bell, que contó algunas de sus experiencias trabajando para directores como Steven Spielberg o su etapa en los Industrial Light & Magic de George Lucas. En el apartado nacional, FICARQ contó con uno de los mejores directos de arte nacional, el ganador de dos premios Goya Biaffra, responsable del arte de buena parte de la filmografía de Álex de la Iglesia y Santiago Segura. Entre los cineastas que participaron en la edición de este año destaca la figura de Carlos Saura, premiado con el galardón honorífico Puente entre las Artes; Fernando Colomo, que presidió el jurado de este año y presentó su último filme, “Isla Bonita” en la Filmoteca de Santander con un lleno absoluto; la guionista Lola Salvador; el cineasta e historiador del cine Luciano Berriatúa, que ofreció la conferencia “Los espacios del pánico” y que presentó también el pase inaugural del festival, una proyección de la versión íntegra de Metrópolis con música en directo del pianista Pérez de Azpeitia. El público del FICARQ también pudo disfrutar de varios encuentros con los realizadores que acudieron a presentar sus películas, como Miguel Llansó, Pablo Hernando, Kirill Klepalov, Eva Vizcarra, Adam Barnett o Sebastián Pasquet.

La programación de películas incluyó más de cuarenta títulos, repartidos en los ciclos de competición de ficción y documentales y en las secciones informativas, que dedicó un ciclo especial sobre ciudades del futuro con proyecciones de los clásicos Metrópolis, Brazil, Things to Come y Aelita.

Colas en la Filmoteca de Cantabria

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Conscientes de que la realidad virtual (VR), el 3D y la innovación en el campo audiovisual están tejiendo un ecosistema tecnológico ideal para la colaboración de arquitectos y cineastas, FICARQ amplió su campo en esta edición al mundo de las nuevas tecnologías. El CasycUp de la Fundación Caja Cantabria acogió esta programación, en la que destacaron las conferencias de Edgar Martín-Blas (NewHorizons) y José Luis Navarro (InMediaStudio) y el numeroso público que se acercó a descubrir la realidad virtual en el Salón de las experiencias VR habilitado en la mediateca del CasycUp. Y otra de las experiencias pioneras puesta en marcha por FICARQ en el apartado de las nuevas tecnologías fue el pase interactivo de la película Regreso al Futuro 2.

De la mano de TouchVie, la empresa que ha desarrollado la app que identifica los contenidos extra de las películas y ofrece esa información en tiempo real mientras se contempla una película, se realizó en el Auditorio del CASYC el primer pase “por favor, enciendan sus móviles”. En esta proyección cobró especial interés el trabajo de John Bell para la película, incorporado en los contenidos extra de la app TouchVie y quien, además, tuvo un encuentro con el público al término de la película.

Carlos Saura con la fundadora de FICARQ, Ana Muriel

TALLERES Y CEREMONIA DE CLAUSURA

Entre los extras del festival, FICARQ volvió a convocar sus talleres infantiles e FICARQ Junior, desarrollados en esta ocasión en la playa del Sardinero y en el Enclave Pronillo, articulados en torno al juego con los castillos de arena.

La convocatoria fue un éxito, agotándose la mayor parte de las plazas a las pocas horas de ser ofertadas. Los talleres, desarrollados por Createctura y con el patrocinio de la Fundación Botín, trabajaron elementos esenciales relacionados con la construcción aplicados a volúmenes con arena en la playa e incluyeron el trabajo con el lenguaje audiovisual y otras expresiones artísticas.

La ceremonia de clausura del IV FICARQ se desarrolló el sábado 2 de julio en el Paraninfo de la Magdalena. Presentada por Marián Aguilera y Antonio Meléndez Peso, la entrega de premios también acogió el estreno del avance del documental que Carlos Saura está realizando en torno a las obras del Centro Botín, Renzo Piano, un arquitecto para Santander (Morena Films). El cineasta oscense, uno de los nombres mayores de la cinematografía nacional, recogió, además, el premio Puente entre las Artes con el que el Festival premia todos los años la trayectoria de aquellos creadores que han transcendido sus ámbitos naturales de actuación. Carlos Saura, premiado en el apartado cinematográfico, compartió el galardón con Emilio Tuñón, medalla de Oro de las Bellas Artes y uno de los arquitectos nacionales de más prestigio y proyección de nuestro país.

Foto de familia de FICARQ 2016 en el escenario del Paraninfo de la Magdalena.

En la ceremonia de clausura se entregaron también los premios de la sección oficial de este año. El jurado, con el cineasta Fernando Colomo (presidente), el también cineasta Juan Sebastián Bolláin, la guionista Lola Salvador y el arquitecto Ángel Borrego concedió los galardones a La obra del siglo, del cubano Carlos Quintela, como “Mejor largometraje de ficción”, a Blocul / The Block, de la rumana María Salaru, como “Mejor documental” y a la rusa Elena Okopnaya como “Mejor dirección de arte” por su trabajo en Under Electric Clouds, de Alexei German Jr. El jurado también dedicó tres menciones especiales para destacar el trabajo de los documentales Carbuncle Town (Adam Barnett y Ann McCluskey, Reino Unido), Calle 17 con 7ª esquina (Céline Billard, Colombia) y London reflects (Jokin Pascual y Javier Dampierre, España). De todos estos títulos el CA Magazine ofrece más información en sus últimas páginas, dentro de la sección de “Perspectivas”.